Aceite Esencial de Lavanda

Aceite Esencial de Lavanda

El aceite esencial de lavanda calma tensiones nerviosas, aminora dolores, desinfecta el cuero cabelludo y la piel, mejora la circulación, es relajante y ayuda con problemas respiratorios.

La palabra lavanda proviene del latín lavare que significa “lavar”. El aceite esencial de lavanda es extraído principalmente de las flores por destilación. Las flores son muy aromáticas y se han usado para hacer popurrís desde hace siglos. El aceite se ha usado históricamente para hacer perfumes; hoy además se usa para hacer jabones, cremas, etc. Siempre se ha reconocido su valor dentro de la práctica de aromaterapia en distintas civilización a través del tiempo.

Beneficios para la Salud del Aceite Esencial de Lavanda BO·SPA

bo-spa-aceite-esencial-de-lavanda

Insecticida: resulta tóxico para los insectos por lo que su olor los mantiene alejados. Mezclarlo con agua y usarlo con un atomizador sustituye los insecticidas químicos nocivos para la salud. Además, si ya hay picaduras de insectos, aplicar aceite de lavanda directamente reduce la comezón y la inflamación.

Insomnio: el aceite de lavanda induce el sueño y es una de las recomendaciones alternativas mas populares para combatir el insomnio o para fomentar un sueño profundo y restaurador. Se han hecho investigaciones en pacientes mayores en donde se ha demostrado que tras aplicar aceite de lavanda en la almohada, el ciclo de sueño de los pacientes se regularizó. Tiene tal impacto relajante que llega a sustituir medicamentos contra el insomnio.

Sistema nervioso: el aceite esencial de lavanda tiene una fragancia calmante por lo que es un excelente tónico contra los nervios y la ansiedad. Es muy útil para tratar migrañas. Dolo de cabeza, depresión y estrés emocional. El aroma refrescante elimina el cansancio emocional, la inquietud e incrementa la actividad mental.

Acné: Según los dermatólogos y la aromaterapia, el aceite esencial de lavanda es uno de los aceites más beneficiosos en el tratamiento del acné. Inhibe a las bacterias que causan la infección inicial que se convierte en acné, regula la sobre secreción de sebo y reduce la formación de cicatrices. Agregar unas gotas de aceite esencial de lavanda a la crema de cara puede ayudar enormemente a prevenir la formación de acné. Una vez formado el barro, grano o espinilla, se puede aplicar una gota directamente sobre ellos para ayudar a cicatrizar y limpiar el poro. Es importante hacer una prueba antes para descartar reacciones alérgicas.

Alivio del Dolor: el aceite esencial de lavanda es conocido como un excelente remedio para varios tipos de dolor como músculos tensos, contracturados y adoloridos, reumatismo, torceduras, dolor de espalda y lumbago. Un masaje regular con aceite de lavanda diluido en un aceite o crema vehicular brinda alivio al dolor de articulaciones. Inhalar el aceite también ayuda a que la sensación de dolor sea menor.

Diurético: promueve la orina, lo que elimina toxinas como el ácido úrico, la bilis, el exceso de sales, contaminantes y el exceso de agua en la orina. Al orinar, se estimula el apetito y se favorece la digestión. Contribuye a deshacernos de grasas malas, lo que hace que sea bueno para el corazón también.

Trastornos respiratorios: El aceite de lavanda es ampliamente utilizado para varios problemas respiratorios, incluyendo infecciones de la garganta, gripe, tos, resfriado, asma, congestión nasal, bronquitis, laringitis y amigdalitis. El aceite se utiliza ya sea en forma de vapor o se aplica sobre la piel del cuello, pecho y espalda. También se puede añadir a vaporizadores e inhaladores que se utilizan comúnmente para los resfriados y la tos. La naturaleza estimulante del aceite esencial de lavanda también puede aflojar la flema y aliviar la congestión asociada con afecciones respiratorias, acelerando el proceso de recuperación y ayudando al cuerpo a eliminar naturalmente la flema. El vapor de aceite esencial de lavanda también tiene cualidades antibacterianas que pueden luchar contra infecciones de las vías respiratorias.

Cuidado del pelo: el aceite esencial de lavanda es útil para el cuidado del pelo, ya que ha demostrado ser muy eficaz en piojos, huevos de piojos y liendres. Además, el aceite esencial de lavanda también ha demostrado ser muy útil en el tratamiento de la pérdida del pelo, particularmente para pacientes que sufren de alopecia, una enfermedad autoinmune donde el cuerpo rechaza sus propios folículos pilosos. Un estudio escoses informó que más de 40% de los pacientes con alopecia reportó un incremento en el crecimiento del pelo cuando se frotó regularmente aceite esencial de lavanda en el cuero cabelludo. Por lo tanto, el aceite de lavanda se recomienda también como medida preventiva para la calvicie masculina.

Circulación: Los efectos estimulantes del aceite de lavanda aumentan la circulación de la sangre. Los estudios han demostrado que tan pronto como el vapor del aceite esencial toque el extremo de las terminaciones nerviosas olfativas, hay un aumento casi instantáneo en la frecuencia del pulso y la circulación sanguínea. El efecto estimulante del aumento de la circulación de la sangre ayuda a oxigenar los órganos del cuerpo y mejorar el metabolismo, así como a oxigenar el cerebro. Esto conduce a una mayor función cognitiva y a la protección contra las enfermedades de origen neurológico degenerativo como el Alzheimer y la demencia. Además, el aumento de la circulación sanguínea puede reducir las complicaciones para los pacientes diabéticos de complicaciones debido al desequilibrio del nivel de glucosa.

Digestión: el aceite esencial de lavanda es muy bueno para la digestión porque incrementa el paso de los alimentos por el intestino. Estimula la producción de jugos gástricos y bilis; es por esto que es un gran aliado para tratar indigestión, dolor de estomago, cólicos, flatulencias, vómito y diarrea.

Es importante recalcar que no todos los aceites esenciales en el mercado tienen el certificado de grado alimenticio como los nuestros; por favor, revisa la etiqueta de tu aceite antes de consumirlo.

Sistema Inmune: mejora el sistema inmunológico y aporta resistencia a diferentes enfermedades. Es antiviral, Antibacterial y antimicótico. Históricamente, se usaba para prevenir enfermedades como tuberculosis, tifoidea y difteria, según escritos de principios del siglo XX.

Cuidado de la piel: los beneficios para la piel se pueden atribuir a sus propiedades antisépticas y antimicóticas. Es muy usado para tratar acné, arrugas, psoriasis y otras condiciones inflamatorias de la piel. Se usa para acelerar la cicatrización de heridas, cortes, quemaduras y quemaduras de sol.

Shop

Precauciones:

Exceder la ingesta (más de 15 gotas al día) puede resultar tóxico. Recordemos que estos aceites son concentrados y cualquiera de ellos tomado en exceso puede resultar dañino. Para algunas personas con sensibilidades alérgicas, puede causar irritaciones en la piel. Como con todos los aceites esenciales, se recomienda a las mujeres embarazadas y lactando  que consulten con su médico.

 

Suscríbete a nuestro boletín semanal y no te pierdas de ningún tip!!

Síguenos en Facebook y entérate de todos los usos y tips que publicamos!! Haz click en “Me Gusta”!

$0